El Mundial de Foot Ball Rusia 2018 esta a punto de concluir y de acuerdo con las noticias, comentarios y lamentos de varios aficionados, ha sido un Mundial de muchas sorpresas.

Los países mencionados en el titulo de esta nota, Alemania, Brasil, Argentina, España, Portugal, Uruguay, eran favoritos para ganar la copa, o al menos llegar a las semifinales y finales. ¡¡Sorpresa!!, todos ellos se quedaron antes de lo esperado por sus seguidores.

Los ahora semifinalistas Francia, Bélgica, Inglaterra, Croacia no aparecían en los radares de muchas quinielas (al menos Bélgica, Croacia según encuesta informal que he realizado con mis amistades).

¿Qué intento hacer ver con estos comentarios? Mi hipótesis es que este Mundial ha demostrado cómo está evolucionando el mundo hoy en día. El ser equipo favorito no garantiza el que vaya a ganar, el que sea equipo no conocido no garantiza que no tenga oportunidades de ganar. ¡¡Ojo!! empresas grandes, ¡!Ojo!! empresas pequeñas.

¿Qué aspecto en común he encontrado en los equipos semifinalistas? No siendo aficionado, mucho menos fanático del Foot Ball, lo que he visto es que en los equipos que clasificaron a las semifinales, no giran alrededor de un solo jugador. Según mi apreciación juegan en equipo. Cualquier jugador puede meter el gol que los haga clasificar y ganar el campeonato.

¿Es este aspecto aplicable a las empresas también? Según mi opinión si, es totalmente aplicable. Veo frecuentemente surgir egos, cual si fueran Cristiano Ronaldo o pavos reales extendiendo su cola para atraer pareja. No importa la ocasión, el motivo o razón, lo importante es que salga en las noticias, que hablen de mí, ese es el principal motivador de actuar de muchas personas.

Si surge competencia innovadora, que ofrece mejor servicio, que el mercado prefiere, pero que me afecta, ¿entonces como reacciono? Protestando, pidiendo que les impidan operar, etc. (si pensaron en Uber, yo también pensé en el mismo ejemplo).

Esta mas que claro que, al menos en Guatemala, con los políticos y gobernantes que hemos tenido, tenemos y vamos a seguir teniendo, no vamos para ningún lado (bueno, en realidad si vamos a algún lado y todos sabemos como se llama). Si los empresarios y personas comunes y corrientes no cambiamos de mentalidad, de paradigmas, si no perseguimos una visión en común, sino cada quien sus intereses, seguiremos viendo a otros países competir y ganar. !!Ah pero que alegre es el Mundial de Foot Ball!!