El Mundial de Foot Ball es un excelente ejemplo de lo que hoy en día son los negocios. No hay equipo favorito, no hay equipo pequeño (no hay empresa favorita, no hay empresa pequeña). ¿Que Alemania perdió contra México? ¿Que Brasil empato con Suiza?

No hablo desde la perspectiva de experto en el tema, sino de una persona con experiencia, que le gusta aprender, adaptarse y aplicar estratégicamente los conceptos en las empresas.

Periódicamente veo temas que, aunque pueden tomarse como oportunidad para lograr una ventaja competitiva, se consideran como moda y desde esa perspectiva se desarrollan en las empresas.

Por supuesto otra opción es no hacer nada, solo recuerden Alemania 0 – México 1

Mencionaré algunos casos más o menos recientes y principalmente porque los he vivido en carne propia:

Sitios Web: En su momento todas las empresas querían tener un sitio Web. Cuando les hacia la pregunta obligada a los que tomaban la decisión, ¿para qué quiere un sitio Web? La respuesta, aunque no con estas palabras, se podía resumir en: la verdad es que no sé para qué, pero como todas las empresas lo están haciendo, entonces también lo tenemos que tener.
¿Se evaluaba capacidad técnica, humana, de negocio? Generalmente no. La decisión era: démosle viaje, ahí vemos después que hacemos. Díganle a los de IT que la hagan (aquellos que están encerrados en el cuarto oscuro, ¿cómo se llama el de IT?). De todos modos, es responsabilidad de ellos porque el Internet es un tema tecnológico. Que ellos vean que hacen.

Apps: La historia muy similar a los sitios Web. Todos tienen una app, entonces nosotros debemos tener una app también. Aunque no en el grado como en los sitios Web, tampoco se evaluaba capacidad técnica, humana, de negocio.

Lo que estoy viendo con lo de Industria 4.0 y Transformación Digital, es que está sucediendo nuevamente situación muy similar a la descrita con los sitios Web y apps. Todos quieren hacer Transformación Digital. ¿El motivo? Porque todos están hablando del tema, así que de plano hay que entrarle a hacerlo.

¿Qué recomiendo a los CEOs? no se vayan con la finta de que hay que hacer Transformación Digital, porque todos lo están haciendo. Eso a corto plazo es una receta para que los colaboradores crean que es solo una moda más, lo tomen a la ligera y no se involucren.
Estoy convencido que Transformación Digital es un proceso Top/Down. El CEO debe ser el primer convencido al respecto. De tal manera que: documentese, lea, escuche, evalúe, para así estar claro el para qué. Debe buscar la oportunidad.

Hoy en día no hay empresa grande o empresa pequeña, hay empresa ágil, innovadora, con nuevos modelos de negocio. En todos lados se están dando sorpresas.

Después de haber definido “el para que” (oportunidad), deberá liderar el proceso para que la empresa a través del trabajo colaborativo responda el cómo hacerlo.

Involúcrese, no le vaya a pasar lo que a Alemania contra México.