Nanotecnologías, inteligencia artificial, drones e impresoras 3D serán artífices de la Cuarta Revolución Industrial —Industria 4.0—, según el Foro Económico Mundial de Davos.

Las nuevas tecnologías están transformando a la humanidad en diversos aspectos.

Esta transformación podría acabar con cinco millones de puestos de trabajo en los 15 países más industrializados del mundo.

También se mencionó que la Industria 4.0 traerá consigo cambios sistémicos que demandan un involucramiento colaborativo y que obligan a pensar en nuevos modos de trabajar juntos en las esferas pública y privada.

“El futuro del empleo estará hecho de trabajos que no existen, en industrias que usan tecnologías nuevas, en condiciones planetarias que ningún ser humano jamás ha experimentado”, resume David Ritter, CEO de Greenpeace Australia/Pacífico, en una columna sobre la cuarta revolución para el diario británico The Guardian.

Carlos Pirela, Director de IT para Huawei Centroamérica indica que la Industria 4.0 “es el cambio que está teniendo la tecnología electrónica, mecánica, analógica hacia la electrónica totalmente digital.

De manera similar a las anteriores, esta revolución digital también comienza con el desarrollo de nuevas tecnologías, ahora aplicadas a los procesos de producción. Esto incluye los equipos de robótica y los dispositivos conectados al “Internet de las Cosas”.

Expertos coinciden que la magnitud y el ritmo del cambio son tales que comienza a transformar profundamente la manera en la que vivimos y trabajamos.

Se prevén cambios fundamentales en todas las disciplinas, economías e industrias, sin embargo, el proceso de transformación sólo beneficiará a quienes sean capaces de innovar y adaptarse.

En esta nueva era, que ahora llamamos la Cuarta Revolución Industrial, confluirán distintas tecnologías que están cerca de su madurez, las cuales están en diferentes etapas de desarrollo y adopción pero, a medida que se asienten, se popularicen y se unifiquen, se verá un cambio radical en la forma en la que los individuos, las empresas y las sociedades producen, distribuyen, consumen y reutilizan bienes y servicios.

El 70% de los ejecutivos tiene expectativas positivas sobre la cuarta revolución industrial, así lo reveló el Barómetro Global de Innovación 2016 de General Electric (GE).

Un dato significativo que ofreció la encuesta global fue que el 83% de los ejecutivos y el 85% del público creen que las innovaciones digitales-industriales tendrán un impacto positivo dentro del campo laboral.

La encuesta también reveló que Estados Unidos sigue clasificando como el campeón en innovación; Alemania pasó del segundo al tercer lugar, y Japón sigue ocupando un sitio entre las tres primeras posiciones de los líderes en innovación.

Según la declaración de Mark Watson, director asociado para la automatización industrial de IHS, en el sitio web masingenieros “El desafío para la cuarta revolución industrial es el desarrollo de software y sistemas de análisis que convierten el diluvio de datos producidos por las fábricas inteligentes en información útil y valiosa.”

Carmelo Duran, gerente general de Estratecgias, menciona que los sectores de manufactura y alimentos y bebidas en el país ya están realizando cambios de automatización a nivel interno. Aconseja a los empresarios que vean a las nuevas tecnologías como una solución estratégica y no como algo colateral.

Las seis tecnologías

Según expertos las seis tecnologías indispensables para la transición a la Industria 4.0 son IIoT (Industrial Internet of Things) y sistemas ciberfísicos; fabricación aditiva e impresión 3D; big data, data mining y data analytics ; inteligencia Artificial; robótica Colaborativa (Cobot) y realidad virtual y realidad aumentada.

La cuarta revolución trae consigo la automatización que corre por cuenta de sistemas ciberfísicos, hechos posibles por la internet de la cosas y el cloud computing o computación en la nube.

Los sistemas ciberfísicos, que combinan maquinaria física y tangible con procesos digitales, son capaces de tomar decisiones descentralizadas y de cooperar -entre ellos y con los humanos- mediante la internet de las cosas.

Continúa y dice que esta revolución podrá llevar a un aumento de la capacidad humana que nos hará cuestionar hasta la naturaleza misma de propia existencia.

“Solo analicemos cómo nos ha cambiado la tecnología móvil, luego está la novedad de las prendas tecnológicas que abrirán paso a su uso de forma cotidiana y, más tarde, se convertirán en tecnología que será parte integral de nuestras vidas. Todas estas nuevas tecnologías son herramientas creadas por personas y para personas, esto es algo que siempre deberemos mantener presente”, finaliza el ejecutivo.

Lo que veremos, dicen los teóricos, es una “fábrica inteligente”. Verdaderamente inteligente. El principio básico es que las empresas podrán crear redes inteligentes que podrán controlarse a sí mismas, a lo largo de toda la cadena de valor.

A partir de 2003, y en poco más de una década, se duplicaron con creces los usuarios de internet, que ya alcanzaban el 55% de la población en 2015, destaca La nueva revolución digital de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe.

En esta última fecha había 700 millones de conexiones a teléfonos móviles, con más de 320 millones de usuarios únicos y muchos de los países de la región eran, y siguen siendo, los que más redes usan del mundo.

“Con el transcurrir del tiempo la conectividad de los celulares y nuevos dispositivos han logrado que muchas tareas se puedan realizar de forma eficiente y podemos hacer cualquier labor en tiempo real. La transformación digital ha cambiado la forma de vivir de las personas”, asegura Luis Carlos Torres, gerente regional de Servicios en la Nube de Tigo Business.

Claves de la Industria 4.0

Se espera que impulse cambios fundamentales al mismo nivel de la primera revolución industrial a vapor, la producción en masa de la segunda y la electrónica y la proliferación de la tecnología de la información ha caracterizado la tercera.

Alemania fue el primer país en establecerla en la agenda de gobierno como “estrategia de alta tecnología”.

  • Se basa en sistemas ciberfísicos, que combinan infraestructura física con software, sensores, nanotecnología, tecnología digital de comunicaciones.
  • El internet de las cosas jugará un rol fundamental.
  • Permitirá agregar US$$14.2 billones a la economía mundial en los próximos 15 años.
  • Cambiará el mundo del empleo por completo y afectará a industrias en todo el planeta.
  • Está relacionada con la robótica, que jugará un papel trascendental en los próximos años, como el que tuvo la máquina de vapor durante la Revolución Industrial.

Tomado de suplemento Efectivo, publicado el 07 de febrero 2017 en Prensa Libre.  http://www.prensalibre.com/economia/economia/cambio-en-los-modelos-de-trabajo